Cómo es un día con mi iPhone

En este post quiero contarles como es un día mío con el iPhone 15 Pro. Cómo me va con el rendimiento de batería, en que momentos lo uso como herramienta profesional, como consola, oficina y centro de entretenimiento.

Mi día comienza de lunes a viernes desde las 5am, es el momento en que suena la alarma del teléfono para avisarme que debo ir a levantar a Samuel para que se aliste, pues debe ir al colegio y la ruta lo recoge a las 6:20am, aproximadamente. Esa hora, las 5am es cuando tengo el primer contacto con el iPhone. Generalmente tiene un 30% de batería, pues no acostumbro a cargarlo en la noche.

Lo primero que abro es la aplicación de música para buscar alguna canción dentro de mi biblioteca para comenzar el día con pie derecho. Mientras levanto a Samuel suena música desde el teléfono y sigue de manera automática bajo las recomendaciones de Apple Music, hasta las 6am, momento en que Samuel se sienta a desayunar.

Mientras él desayuna, que es de 6:00am a 6:15am, abro la aplicación OnTrack. Esta aplicación me dice donde viene la ruta del colegio y me notifica cuando está cerca. A este punto el teléfono del 30% de batería, ya está en un 25%.

Bajamos juntos con la aplicación OnTrack abierta para ver el recorrido de la ruta. La batería sigue agotándose porque esta app utiliza GPS de manera precisa. Cuando llegamos a la recepción llamo a mi esposa a través de FaceTime para que nos acompañe hasta que él suba a la ruta. Samuel sube a la ruta, cierro OnTrack y cuelgo la llamada de FaceTime.

Cuando llego a mi apartamento llega el momento de cargar el iPhone al 100% para arrancar mi día. Para cargarlo utilizo la base de carga 3 en 1 de Belkin, cargo el iPhone 15 Pro con MagSafe todos los días.

Mientras me baño, me arreglo y desayuno el teléfono de carga. A veces lo cojo con 80% y otras al 100%, eso depende de cuanto me demore. Lo que tengo claro es que para tomarme el primer café del día, el iPhone debe estar conmigo porque es ahí done leo noticias de tecnología a través de Reeder 5, una aplicación para compilar noticias de varias fuentes y leerlas después. De todas las noticias que leo escojo algunas para desarrollarlas en los podcasts, probar y escribir en el blog para mantenerlos informados.

A las 8 de la mañana prendo el Mac y hago varias cosas para comenzar, ahora sí mi mundo de oficina y profesional. En el Mac abro el correo electrónico y comienzo a borrar y archivar lo que no me interesa y a organizar el resto. Para organizar lo que voy a trabajar saco los correos a la aplicación Things y los ordeno en categorías. Luego les pongo fecha, para poder ir procesando cada uno en nivel de jerarquía, primero lo importante y urgente y luego el resto. Cuando tengo todo organizado inicio con las entradas al calendario, en donde primero reviso mi día y luego añado nuevos eventos en mi semana. Siempre trabajo una semana como máximo, no me gusta mucho pensar en un futuro mayor a una semana. Este proceso lo hago en mi Mac, pero todo la organización queda sincronizada en mi iPhone, que es finalmente lo que llevaré conmigo todo el día. Acá el iPhone es clave, porque es quien me recuerda mis reuniones, me dice donde son y como llegar a ellas.

El calendario que utilizo a diario es el de Apple. Funciona perfecto para mi. Si ven mi pantalla de inicio o HomePage, verán un widget de calendario. Esto tiene una razón de ser y es el poder ver mis reuniones y tareas siempre que desbloquee mi iPhone. Lo que no está ahí no existe. El calendario está organizado por colores, cada color para un cliente. Esto visualmente es claro y atractivo. Con el tiempo aprendo que color color corresponde a qué.

A las 8:00am abro Whatsapp para leer a mis clientes y comenzar a organizar, como ya les comenté arriba, el resto de tareas del día. Manejo algunos ecosistemas digitales, entonces Instagram es muy importante para mí, pues en esa red social hago varios postes de clientes en el día a día. Por ende, luego de leer Whatsapp, paso a Instagram para implementar algunos posteos, de acuerdo a las necesidades de los clientes.

Para algunas cosas utilizo Repost, en su versión premium, para rescatar algunos posteos y reutilizarlos en algunas cuentas. Para ir contextualizando, tengo 4 aplicaciones en constante uso. Apple Music, Calendario, Whatsapp e Instagram de 8 a 10 de la mañana en donde consumo un 40% de batería del teléfono. Es decir que tengo 60% restante para el resto del día.

La música nunca para.

A las 10am me preparo, generalmente para salir, en dónde el iPhone se convertirá en mi cámara profesional. La preparación es simple, pero debo ser preciso, no puedo olvidar nada. Debo llevar todos los accesorios necesarios para la grabación, que al final, se vincularan con el iPhone para convertirse en la última herramienta de grabación portátil. Los accesorios son:

  • iPhone 15 Pro 1TB
  • iPhone 13 Pro 512
  • Micrófonos Wirelles 2 Rode
  • Solapas Rode
  • Trípode
  • Caja Ulanzi
  • luces Ulanzi
  • Batería de 20.000 mAh marca Belkin
  • SSD USB C

En otro post les contaré bien este proceso, con marcas y especificaciones de cada accesorio.

Llega el momento de la grabación. Siempre grabo en 4K 60 cuadros, pues siento que es la mejor forma, en mi opinión, para registra un podcast. Generalmente son entrevistas. Para este formato es importante tener mínimo dos cámaras, en mi caso 2 iPhone, en donde una cámara toma el plano general y el otro un plano cerrado del invitado.

Antes de comenzar es muy importante que los iPhone estén cargados y por eso llevo siempre una batería. Les explico. El iPhone 13Pro siempre está destinado para grabar, por tanto siempre está cargando, lo cargo antes de salir y llega con el 100% a la grabación. El 15 Pro, que es mi teléfono personal si llega con menos del 40% y prefiero cargarlo con la batería externa hasta que llegue al 80%, como mínimo, pues la grabaciones a veces exceden la hora y media.

Luego de grabar debo respaldar el contenido y acá viene algo muy chévere que puedo hacer con mi iPhone 15 Pro. Siempre llevo conmigo un disco duro externo con conexión USB-C para respaldar todo lo que grabe en el iPhone 15 Pro. Solo debo contarlo y transferir los archivos. Esta transferencia es súper rápida, gracias al puerto USBC 3.2 del iPhone 15 Pro. Los videos y fotos del iPhone 13 Pro, los transfiero a través de AirDrop primero al 15 Pro, para luego pasarlos al SSD.

Sé que se preguntarán el porqué no lo dejo que todo se sincronice en iCloud para después pasar el material al disco. La respuesta es la siguiente:

Cada archivo de video puede pesar más de 15 gigas y son dos, por las dos cámaras. Esperar a que se sincronicen 15 gigas en iCloud puede llevarme mucho tiempo, y el tiempo acá es muy importante.

Acá ya son como las 5:00pm y voy de regreso a mi casa. En mi carro siempre tengo encendido Waze y Apple Music. A este punto de la tarde el iPhone 15 Pro tiene 35% de batería.

Después de conducir 1 hora hasta mi casa, el teléfono llega con 30% aproximadamente y es hora de dejarlo a un lado y dedicarle tiempo a mi familia. Los porcentajes de batería pueden varias, pues no todos los días son exactamente iguales.

En mi tiempo libre suelo jugar mucho juegos de Apple Arcade, me gusta mucho descubrir y pasar un rato desconectado del trabajo. Ahora estoy jugando Football Manager 2024, que se estrenó hace poco en la plataforma, juego de 30 minutos a una hora diaria, cuando tengo tiempo.

En conclusión, el iPhone es una herramienta fundamental para muchos momentos de mi día a día. Un dispositivo donde organizo y pongo ruta a mi trabajo todas las semanas. También es un centro de entrenamiento y comunicación importante.

¿Te gusta? Síguenos en Patreon!
Become a patron at Patreon!

Escuche el episodio más reciente

MÁS CONTENIDO PARA TI

Suscríbete a nuestra newsletter

Canal de Telegram